FC Star (y otros poemas)

FC Star

Nada que ver me temo con el modo
casi febril con el que vibra el aire
por las voces que entonan el Allons
enfants de la patrie sobre el amplísimo
recinto del estadio Y sí con cierto
tableteo en las tapias consecuencia
de la mano del meta que interrumpe
el vuelo del esférico y no tiene
en cuenta las precisas circunstancias
que desaconsejaran la victoria

Cabeza de caballo

Esa cabeza de caballo incluso
rebanada del resto del caballo
persiste en su belleza En su hermosura
Muy poco cambia el hecho de que impregne
con sangre espesa delicadas sábanas
cabeceros dorados blancos mármoles
pues sigue de algún modo ajena al mal
al que con su presencia difumina

Y en cambio aquí la sangre sólo sangre
no rojo cortinaje que se eleva
por sobre el escenario ni susurro
de sedas al rasgarse sino oscura
melaza a borbotones desde el vientre
vapor dulce que anega la garganta
que muestra claramente la derrota
del ojo ante la carne en la que habita

Telón

De la banalidad del asesino
dan cuenta los desagües oxidados
el tinte de las barbas las cagadas
de mosca en los espejos la madera
rajada de los muebles Aquí en vano
se busque el azafrán de las huríes
el oro en las pistolas los diamantes
volviendo manos lámparas de araña
Aquí no hay más que mierda Aquí por fin
besa la seda el suelo y deja claro
que detrás de las máscaras no hay nada