Parábola del in-saber (y otro poema)

PARÁBOLA DEL IN-SABER

“¿Había retirado
el espacio en blanco que en torno florecía
o nada más
había borrado el resto de palabras?”, pensó
ante el único poema que escribió su maestro.

Algo en su corazón consintió en no saberlo
y comenzó de nuevo a pronunciarlo:
ya era él mismo aquel espacio en blanco —
—que en torno florecía.

TODOS LOS POEMAS DEL MUNDO

A ti que has leído todos los poemas del mundo,
menos éste.
A ti que has inflamado todos los corazones del mundo,
menos éste.
A ti, amada por todos.
A ti que se te ha ofrecido todo. Salvo este poema.